LA JORNADA CONTÍNUA NO ES BENEFICIOSA PARA NUESTROS HIJOS

Ir abajo

LA JORNADA CONTÍNUA NO ES BENEFICIOSA PARA NUESTROS HIJOS

Mensaje por Miguel el Lun Nov 21, 2011 1:20 pm

Como padre de una alumna matriculada en el centro y ante el proceso de cambio a una jornada continua he estado informándome sobre las ventajas e inconvenientes de dicha jornada. Hasta ahora no tenía una opinión clara al respecto, pero después de leer varios informes al respecto mi posición es indudable: LA JORNADA CONTÍNUA NO ES BENEFICIOSA PARA NUESTRO HIJOS. Los argumentos que a continuación expongo me gustaría que fueran divulgados entre el colectivo de padres y madres, no sólo del AMPA, sino de todo el centro, puesto que seremos todos partícipes de este proceso. En resumen, son los siguientes:
 
·          La jornada continua impone unos ritmos que sobrepasan el límite de esfuerzo de los niños.
 
Para los partidarios de la jornada continua, el rendimiento intelectual es mayor durante la jornada de mañana que en las horas posteriores a la comida, sin embargo a nadie se le escapa que este rendimiento también baja a medida que transcurre la mañana. Además no tiene en cuenta que el niño (igual que el adulto) necesita intercalar periodos de concentración y periodos de relajación. Y por supuesto que obvia el necesario tiempo para la socialización del niño.
 
Según M. Carmen Morán de Castro, Profesora del Dpto. de Teoría de la Educación, Historia de la Educación y Pedagogía Social de la Universidad de Santiago de Compostela, “el rendimiento personal está determinado, además de por factores psicopedagógicos, por condiciones de salud física y psíquica entre las que el respeto a los biorritmos debería llevar a evitar, por ejemplo, la toxicidad de ciertos horarios intensivos para el trabajo intelectual -como son las primeras y últimas horas de la mañana-, o que no se establezcan las pausas de descanso precisas”.
 
Según la FAPA Giner de los Ríos, “los expertos en este tema y la práctica generalizada aconsejan, como límite máximo de una jornada, bien media jornada, bien jornada intensiva, que no sobrepase las cuatro horas o a lo sumo cuatro horas y media. Límite máximo. Y no hay que olvidar que los ritmos intensivos son perjudiciales para todos, pero especialmente para los que tienen mayores dificultades. Los ritmos intensivos no son las mejores condiciones para el aprendizaje. Éste necesita su “tempo”.
 
 
·          La jornada continua no supone una mejora en los resultados académicos.
 
No he encontrado ningún informe contrastado, con datos fiables, que indique la mejora en los  resultados académicos con la jornada continua. Se dan argumentos donde se dice que “se ha mostrado como el rendimiento escolar del alumnado en los centros de jornada única ha aumentado” o “se ha estudiado que los recreos excesivamente largos son perjudiciales para la educación”, pero sin indicar las fuentes ni los informes en que se apoyan.
 
Por el contrario, según el informe de la FAPA Giner de los Ríos, “Canarias, Galicia y Andalucía fueron pioneras en la implantación de la jornada continua. Las tres comunidades autónomas están a la cabeza (puestos 1, 3 y 4) de los resultados más bajos en competencia académica al final de la Educación Primaria. Situación inversa aparece en las CCAA de Cataluña y País Vasco, que, según nuestros datos, tienen jornada partida generalizada no sólo en Educación Primaria, sino también dos tardes a la semana para la Educación Secundaria con propuestas actuales de incremento. (…) En la mayoría de los países europeos la escuela tiene jornada partida, también en las Enseñanzas Medias”.
 
Según Rafael Feito Alonso, Doctor en Sociología por la Universidad Complutense, “el profesorado partidario de la jornada matinal no ha dudado en afirmar –y así lo hace en los escritos para sondear la opinión de las familias- que la jornada matinal supone una mejora pedagógica y organizativa inequívoca. Nada más lejos de la verdad. Uno de los informes más completos sobre esta cuestión, el realizado en Galicia por José Antonio Caride, señalaba que tres cuartas partes del profesorado decían que el rendimiento es mayor en la continua. Sin embargo, sus datos indican que hay entre un 10% y un 20% más de fracaso escolar en los centros de continua”.
 
 
·          La jornada continua puede suponer un empobrecimiento de la oferta educativa.
 
La FAPA Giner de los Ríos observa que “el uso del comedor disminuye pudiendo llegar a cerrar por la escasez de comensales y la pérdida de interés y rentabilidad comercial para la empresa que lo gestiona. ¿Qué pasa entonces con las familias que necesitan imperiosamente este servicio?”
 
 
·          La jornada continua beneficia a la escuela privada.
 
El informe de la FAPA Giner de los Ríos menciona que “la inmensa mayoría de la escuela privada tiene jornada partida. Mientras la escuela privada aumenta sus servicios educativos (y también sociales) y aumenta su  población. Por algo será. Hemos conocido con frecuencia expresiones de familias que comentan: “si el colegio vota la jornada continua me llevo a mi hija a la privada”. Se está produciendo un desplazamiento de la escuela pública a la escuela privada también por efecto del horario”.
 
·          La jornada continua es una lícita reivindicación laboral, pero no tiene ventajas pedagógicas.
 
Aunque en nuestro centro la solicitud de cambio a una jornada continua no ha surgido del colectivo de profesores, a nadie se le escapa que la jornada continua es una vieja reivindicación sindical. Ya en 2005 exigían la retirada de la exigencia de participación de dos tercios del total o la presencia de las organizaciones sindicales más representativas en las comisiones de valoración. Es lícito que el colectivo de profesionales de la enseñanza reivindique  unas mejores condiciones laborales, pero esta reclamación deja de ser lícita si se apoya en no demostradas razones pedagógicas.
 
El informe  de la FAPA Giner de los Ríos dice: “Debe quedar bien claro que la reivindicación de la jornada matinal nada tiene que ver con la innovación educativa. Pretende exclusivamente mejorar el horario laboral de los funcionarios docentes”.
 
·          La jornada partida es defendida por los principales partidos políticos
 
Tanto el PP de la Comunidad de Madrid, como el PSOE e IU, abogan por la jornada partida desde que en 2005 se aprobara la orden sobre la regulación de la jornada escolar. Según el entonces portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid,  Antonio Germán Beteta Barreda: “Cuando de educación obligatoria se trata, el interés del menor debe prevalecer por encima del cualquier otro; bajo esta premisa es, sin ningún género de dudas, la jornada partida la mejor”. Para  Rafael Simancas, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, “en la FSM-PSOE apostamos claramente por la jornada partida”. Para Fausto Fernández Díaz, portavoz de IU, “Izquierda Unida tiene una posición neta sobre este asunto que consiste en el rechazo de una jornada que no pretende otra cosa que incidir en el menoscabo del modelo público educativo.”
 
·          La jornada partida es defendida por las Federaciones de AMPAs
 
Os remito al documento ¿Qué opinan las Federaciones de AMPAs? en jornadacontinuaypartida.wordpress.com/que-opinan-las-asociaciones-de-madres-y-padres

La educación es fundamental para el futuro de los niños. Por esto creo que es importante que las familias se informen sobre las consecuencias que supondría un cambio en el régimen horario del centro y extraigan sus propias conclusiones. Solo así podremos votar con argumentos.
Adjunto algunos de los informes que apoyan este escrito:

DOSSIER FAPA GINER DE LOS RÍOS: documentos.aplicars.es/documentos/participacion54-dossier_jornada.pdf

Artículo de Rafael Feito sobre la jornada escolar: intersindical.org/stepv/peirp/jornada/rafaelfeitocp365.pdf

Y recomiendo visitar la página jornadacontinuaypartida.wordpress.com donde hay amplia información sobre el tema.

Un saludo.
Miguel Ángel Díaz Martínez.


 

Miguel
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.